El vino, la bebida de los ‘millennials’

El vino, la bebida de los ‘millennials’

En Estados Unidos ya son el segmento poblacional que más consume vino, en el resto del continente aún falta camino por recorrer, pero, como asegura el argentino Germán Sánchez, uno de los invitado especiales a Expovinos 2017, “son el futuro” de la industria.

“Independiente de la cantidad de vino que consuman en la actualidad, ellos son el futuro, van a determinar el camino, la supervivencia de la marca en cualquier tipo de producto”, asegura Germán Sánchez, representante de la bodega argentina Estancia Mendoza. En el marco de la feria más importante de vinos de Colombia, Expovinos, que se llevará a cabo en Corferias entre el 2 y el 5 de agosto, Sánchez dictará la conferencia “los millennials y su comportamiento en el consumo”.
Según el más reciente estudio del Wine Market Council de los Estados Unidos (WMC) los millennials (jóvenes nacidos a partir de 1980) se convirtieron en el segmento poblacional que más vino consume en ese país, con el 42 % del total; seguidos por los llamados “baby boomers” (los que tienen entre 51 y 69 años edad), con el 34% y los integrantes de la llamada Generación X (los nacidos en los años 60), quienes consumen el 20% por ciento del producto.

Esto ha llevado a la industria a dirigir su mirada a estos jóvenes inconformes, cosmopolitas, amantes de los viajes y de la cultura global que, en promedio, toman poco más de tres copas por persona y que en 2015 bebieron más de 159 millones de cajas de vino solo en los Estados Unidos. Mel Dick, el vicepresidente del primer distribuidor de vino de Norteamérica, Southern Wine and Spirits of America, asegura que son “el principal público a satisfacer”.

El fenómeno aún no es global. Según Germán Sánchez, en Argentina los mayores consumidores siguen siendo las personas de más edad. “Nosotros los tenemos segmentados de 18 a 25 años, en este rango 4 de cada 10 toman vino; entre los 26 y los 49 años, 5 de cada 10, y entre los mayores de 50, 6 de cada 10. A medida que se incrementa la edad, la población consume más vino”.

En Colombia, aunque no hay estudios consolidados, según datos recopilados por el Grupo Éxito los llamados millennials consumen el 29% del vino que se vende en el país, muy por debajo de los adultos de la generación X, con el 42%; sin embargo, es un segmento que viene creciendo. El reto, sostiene Sánchez, es conectar con estos consumidores, para lo cual, asegura, hay que saber qué es lo que quieren.
El encargado de las exportaciones para América Latina de la bodega argentina explica que este grupo poblacional, por ser consumidores más jóvenes, prefieren vinos con menos cuerpo. “Nosotros hemos creado una línea en la que hemos querido trabajar con sensaciones más frutales, no tan maderosas como las que producen los vinos de gran reserva; un producto de fácil bebida, que no sea astringente, con taninos más suaves en boca y un impacto más fuerte en nariz, son vinos que tiene mucho menor tiempo de guarda, solo unos cuatro meses en barricas de roble americano, que son menos fuertes que las del francés”.

Para Mario Puchulú Giacca, enólogo y consultor principal del grupo Éxito, normalmente, los nuevos consumidores, independiente de la edad, van a preferir vinos más suaves. “Si una persona nunca ha consumido vino, prefiere los más frescos, más jóvenes, con menos paso por madera; va a preferir los vinos blancos o los rosados, porque son más fáciles de interpretar”.

De ahí, fenómenos como el resurgimiento de los vinos rosados, impulsados por el consumo de los “millennials”. “A nosotros nos llegó este movimiento desde hace unos años procedente de los Estados Unidos, donde el rosado ha ido tomando mucha fuerza – sostiene Germán Sánchez-. Es un vino muy liviano, no solo en cuanto a color sino también en graduación alcohólica, en taninos en boca, pero muy aromático en nariz”. No son pocas las bodegas, tanto en América como en Europa, que han comenzado a producir nuevas variedades de vinos rosados para cumplir con la creciente demanda.

Otra de las estrategias de la industria para atraer a los “millenials” es tratar de simplificar el consumo. “No queremos que piensen que tiene que hacer algún tipo de curso para poder tomarse una botella de vino con sus amigos”, explica Sánchez. “Este es un trabajo que tiene que desarrollar la industria en general, explicarles que no se requiere tanto conocimiento para consumir el producto”.

Esto no quiere decir, aclara, que el vino haya dejado de ser una bebida “rica en opciones”. “La complejidad en el vino existe -explica; no es lo mismo producir un vino, cuyo sabor depende de factores como el año en que se cosecha la uva, el conocimiento del enólogo, el terreno, etc, que una bebida azucarada que es producto de una fórmula y es igual en todas partes, pero lo que sí queremos es entregarle el poder al consumidor, sobre todo a los jóvenes, que entiendan que lo único que tiene que hacer es probar el vino y elegir el que más le guste, después puede probar un poco más e ir aprendiendo hasta que, como pasa normalmente, se vuelva una pasión”.

La conferencia de Germán Sanchez “Los millennials y su comportamiento en el consumo” será una de las 60 charlas que hacen parte de la agenda académica de Expovinos 2017, que bajo su lema “Te llevas más que un vino” busca que el público y sobre todo los jóvenes, siempre bajo un consumo responsable, se acerquen y conozcan más sobre esta bebida legendaria.

Información para prensa:

Katherin Kuipers
Comunicaciones Externas Grupo Éxito
kkuipers@grupo-exito.com
Cel: 313 661 33 00

Sandra Gaitán
Vega y Jaramillo Comunicaciones
Sgaitán@vegayjaramillo.com
Cel: 310 762 9706

Sala de Prensa